Conciertos “Mis once letras”

Quisiera compartir con ustedes algunas fotos de los conciertos de “Mis once letras” mi mas reciente suite para Tenor y Piano.

El primer concierto privado fué el día 26 de Agosto de 2017 en el marco de la celebración de los 100 años de Monseñor Romero en el Consulado General de El Salvador en Manhattan, New York. En esta ocasión Aracely Sánchez interpretó una versión para Mezzo-Soprano con pista interpretando “Mucho más que amor” la primera obra de la suite. Entre los invitados estaba el Dr. Mario y Ana Henríquez, fundadores de la Salvadoran Renal Foundation, Inc. y de la Fundación Renal de El Salvador, a quienes la obra está dedicada.

El segundo concierto privado tuvo lugar en la Librería Pública de Uniondale, New York para la apertura de la exhibición de IKARUS Gallery Cultural Program, Inc.  en homenaje al fundador de IKARUS: Jorge Guzmán. En esta ocación el Tenor Mario Arévalo y la Mezzo Aracely Sánchez interpretaron “No pronuncies mi nombre” y “Mucho más que amor” respectivamente, ambos acompañados por este su servidor al piano. La obra “No pronuncies mi nombre” está dedicada a Jorge Guzmán.

Con Aracely Sánchez y Jorge Guzman Jr. en el evento de IKARUS Gallery Cultural Program Inc. en la Libreria Pública de Uniondale, NY

El primer concierto tuvo lugar el 8 de Octubre de 2017  en Shetler Studios. En donde el Tenor Mario Arévalo junto al pianista Sebastián Giunta interpretaron dos de las 3 canciones de la suite: “No pronuncies mi nombre” y “Mucho más que amor”

Personalmente como compositor me siento muy agradecido por el amplio trabajo que Aracely Sánchez, Mario Arévalo y Sebastián Giunta han hecho presentando mi música. Cuando escribí la suite tuve la idea de que tanto el solista como el pianista tuvieran roles protagónicos y pudiesen destacar su virtuosismo. Aunque por momentos tuve la intención de cambiar la partirura para hacerla más “fácil” me alegra saber que hay musicos talentosos que pueden tomar una obra “dificil” y convertir las notas en papel en música. Al final, ese es el objetivo de todo compositor: que su música sea escuchada.